Nosotros

Nosotros
"...cabalgaras solo hacia la carcajada perfecta..."

domingo, octubre 20, 2013

De naufragos y de viajeros todos tenemos un poco

 
Seguro les resultara conocida la historia del naufrago. Aquel personaje que Tom Hanks supo inmrtalizar cn su famoso grito de "wilsooooonn!". Muchos viajeros (y no tanto tambien) se habran estremecid con los periplos que tuvo que atravesar para retornar a su casa. PEro seguro habran sido pocos lo que se han sentid identificado con escena como aquella en que prefiere dormir en el suelo, enlugar de la cama. La razon algo sencilla aunque dificil de entender: Habia descubierto la comodidad del sueño en las rocas y la arena, y lo prefería frente al mullido sommier.

Menos conocida e infinitamente mas real, es la historia de  Alvar Nuñez Cabeza de Vaca, aventura que fue cristalizada en libro que, paradojicamente se titula "Naufragios". Los conocedores de la histria argentina sabran que este hombre es el descubridor de las Cataratas del Iguazu. Pero esa es otra historia. "NAufragios" relata siete años de andanzas por la America de la conquista, tras un funesto naufragio en las costas de Florida. Dn Alvar, se habia embarcado en una supuesta misión "divina": Sumar tierras al reino del Señor Nuestro Dios. Gracias a dios (sic) tras los naufragios, se cayeron las excusas pr el suelo, y Cabeza de Vaca, advirtio los motivos avaros y fraudulentos de titulos, riquezas y poder que aquellas empresas suponian en realidad. Desafortunadamente para los hombres del rey, la marea no solo dejo en ruinas el barco, sino tambien toda huella de autoridad y jerarquia. Ahora, en el nuevo mundo, sobrevivir no era cuestion de obdecer y ordenar, sino de cooperar y aprender. Alvar, lo supo desde un principio, asi como los hombres que lo siguieron. Los demas pereciern.

Alvar aprovechando sus conocimientos de medicina, para ganarse la fama de Chaman.
De esta forma comenzo un viaje desde la costa este de Estados Unidos hasta las colonales españoles del desparramadas por el mar caribe, lugar donde podrian encontrar un barco español que los lleve e casa. Este recorrido llevo siete años. Tiempo suficiente para convertirse en chaman, desposar a la hija e un cacique, buscar Sibla, la mitica ciudad del oro perdida, y ganarse la amistad de los pueblos antivos de america. El andar por america los despojo de sus armaduras, sus ropas, sus armar y su calzado. Asi como sus prejuicios frente a los "indios herejes" y todas sus costumbres. Tan despojados llegaron a ls puertos españoles del caribe, que sus compatriotas dudaron de la naconalidad que decian tener.

De todo el relato, que sin duda no tiene desperdicio ningun capitulo, pero a nuestro gusto, una de las anecdotas mas interesante es la siguiente: Las criadas de la casa se sorprendian al notar que don alvar, dormia en el suelo y se paseaba descalzo por la casa, ya que las botas no le entraban debido a los cayos que siete años de caminata le dejaron en los pies.  
Alvar despojado de sus botas, contemplando.

¿Cuan prfunda puede ser la marca que deje un viaje?¿Cuan indeleble puede ser a l largo del tiempo?¿Hay que ser precavido ante este fenomeno del viajero empedernid? Si a nosotros; no. Quizas es esta cualidad de Transformador, donde radica la exclusividad de lo que entendemos por "viajar". Seguro que si nos advertian acerca de todas aquellas cosas, que no vamos a tolerar cuando regresemos a nuestros hogares, viajariamos de todas formas. Quizas cabeza de Vaca se haya convertido sin querer en uno de los primeros Viajeros "blogueros" (con todo el respeto que se merece la palabra) alla por el siglo XVI, srprendieron a todo el mundo con lo hermoso y transformador que puede ser un viaje donde se parende y conoce. No para apropiarse vender, comprar y ordenar, como la corona y los mercaderes pretendian viajar en aquel momento... o como quizas se sigue pretendiendo ahora.

Compartimos el Link del Pdf de "Naufragios" 


2 comentarios:

  1. gracias gordi!!!!!! A ver cuando compartimos la caja de una camioneta juntos!!!!

    ResponderEliminar

Gracias por acercarnos tu opinión y darnos por un ratito tu atencion